27 de marzo de 2009

El error moral y práctico del regulacionismo




Muchos defensores de los animales intentan actuar denodadamente dentro del sistema político para lograr soluciones a la crueldad que se aplica a los animales no humanos explotados por el hombre. 

Estos activistas creen que se puede regular dicha actividad de manera que el sufrimiento sea minimizado. Sin embargo, las evidencias muestran que dichas regulaciones son ineficaces por la propia naturaleza del sistema de explotación, en el que los animales no humanos son considerados recursos económicos, meras cosas, y cuyo uso se aplica de acuerdo con su valor económico.

Los intereses de los animales utilizados no pueden ser tenidos en consideración. Porque si eso pudiera ser así en primer lugar no sería utilizados como tales recursos y no se darían las situaciones que provocan su sufrimiento y muerte.

El problema tanto moral como práctico está en tratar de regular el crimen en lugar de abolirlo.

Crímenes como la tortura, la violación y el asesinato no deben ser regulados sino prohibidos y combatidos con todos los medios educativos y legales a nuestro alcance. Tratar de regularlos no sólo es inmoral e ineficaz para combatirlos sino que degrada moralmente el propio sistema legislativo.

La matanza de focas que está ocurriendo en estos días es un crimen legal, que no debe ser regulado sino prohibido. Pero también es un crimen legal lo que ocurre cada día dentro de las granjas y los mataderos y los laboratorios de experimentación. Un silenciado e incesante holocausto de seres inocentes

9 comentarios:

  1. Según el texto he entendido que luchar dentro del sistema político es un error y pertenece al ámbito del regulacionismo. Entonces no tengo claro si según el texto el abolicionismo no tiene ninguna pretensión política o si se refiere al reformismo y específicamente al tipo de reformas que buscan o proponen.

    Y también, si es posible, me gustaría saber cuáles son las evidencias que demuestran que dichas regulaciones son ineficaces por la propia naturaleza del sistema de explotación.

    Y por otro lado según el texto las reformas son ineficaces porque no se tiene en cuenta sus intereses. No sé si se refiere a que no se les reconocen (objetos) o a que se infravaloran (sintientes, pero inferiores) ¿Cuál de estos dos es sería el problema real? Porque si es que se les ve como objetos ¿las reformas no los transformarían en seres sintientes (aunque infravalorados)? Y si es que se les infravalora ¿no sería un problema de grado, de nivel, y cada reforma podría representar un avance de grado?

    Y ¿no existe la posibilidad de considerar los intereses de alguien pero en menor medida que los propios, o los de especie, grupo, población… y se les usaría en tanto en cuanto beneficiase al grupo opresor sin por ello haber dejado de considerar sus intereses? Es decir, un mero conflicto de intereses.

    ResponderEliminar
  2. Luchar dentro del sistema político tratando de regular las formas de explotación de animales es un gravísimo error inaceptable éticamente y totalmente inefectivo en la práctica. Ese tipo de políticas sigue aceptando implícita y explícitamente que utilizar a los animales como recursos ecónomicos es aceptable moralmente y que dentro de un sistema de explotación los intereses de los animales en no sufrir innecesariamente pueden ser mínimamente satisfechos. Nuestra moral rechaza lo primero y la realidad diaria de la explotación pone de manifiesto la falsedad de lo segundo.

    El abolicionismo tiene como objetivo abolir todas las formas de explotación, eso pasa por sacar adelante prohibiciones que impidan actividades explotadoras pero antes de que eso ocurra es necesario una intensa labor de concienciación y educación para que la mayoría del público rechace moralmente dichas formas de explotación. Cuando existe un consenso mayoritario en la sociedad acerca de este tema es cuando se deben sacar adelante dichos proyectos, proyectos claramente abolicionistas y nunca regulacionistas.

    Las evidencias que demuestran que las regulaciones son totalmente ineficaces para satisfacer el bienestar de los animales explotados puedes verlas tú mismo entrando en granjas y mataderos y otros centros de explotación que están regulados por leyes que afirman que se debe dar un trato digno a los animales utilizados como recursos, para que veas con tus propios ojos la miseria y el terror diario al que son sometidos a los animales:

    www.mataderos.info

    www.granjasdeesclavos.com

    Las reformas jamás reconocen ni reconocerían que los animales no humanos son seres sintientes, eso sería reconocerlos como individuos cuando su estatus dentro de nuestro sistema jurídico es el de que son propiedades, son cosas. No existe un término intermedio entre cosas y personas. O eres una cosa y por tanto estás sujeto a ser propiedad, o eres una persona y entonces no puedes ser utilizado como recurso económico sino que gozas de una serie de derechos básicos y protecciones legales que garanticen tus interes fundamentales, entre ellos el de no ser propiedad de nadie, es decir, un esclavo.

    Las reformas no avanzan en la consideración moral de los animales no humanos. Las reformas hacen más aceptable para la gente que exista la explotación porque les engañan haciéndoles creer que los animales no son sometidos a sufrimientos "innecesarios" o crueles. No es suficiente con que la gente reconozca la capacidad de sentir de los animales no humanos sino también deben tomar consciencia de que estos son individuos con características e intereses propios que deben ser respetados, entre ellos el interés en no ser utilizados y el de ser libres. Las reformas jamás podrían llegar a conseguir nada parecido. Porque para alcanzar semejante situación sería necesario abolir la institución de propiedad de los animales no humanos. Tratar de llegar a la abolición aceptando un entramado legal que considera a los animales como cosas está abocado al fracaso. Lo que debemos hacer es abolir la esclavitud y no reformarla.

    No concibo que se puedan tener en cuenta los intereses de un individuo y al mismo tiempo utilizarlo para nuestro beneficio propio cuando dicho individuo no quiere ser utilizado como tal. Lo que tú propones es una discriminación de base cuando lo que yo propongo es una igualdad en la consideración de los intereses de cada individuo. Los intereses de todos los individuos deben partir en igualdad de condiciones. Un opresor por definición no puede tener en cuenta los intereses de sus oprimidos. Si nos tomamos en serio los intereses de los animales no humanos lo que tendremos que hacer es dejar de utilizarlos, ser veganos y promover un estilo de vida que rechace activamente su explotación.

    ResponderEliminar
  3. “Luchar dentro del sistema político tratando de regular las formas de explotación de animales es un gravísimo error inaceptable éticamente y totalmente inefectivo en la práctica. Ese tipo de políticas sigue aceptando implícita y explícitamente que utilizar a los animales como recursos ecónomicos es aceptable moralmente y que dentro de un sistema de explotación los intereses de los animales en no sufrir innecesariamente pueden ser mínimamente satisfechos. Nuestra moral rechaza lo primero y la realidad diaria de la explotación pone de manifiesto la falsedad de lo segundo.”
    ---------------------
    R:
    Si el trato que alguien recibe puede ir de peor a mejor entonces no sería del todo correcto asumir que los cambios en materia de regulación acaecidos hasta este momento representan todo el potencial de cambios posibles según esa vía. La realidad en la explotación diaria pone de manifiesto los escasos logros habidos hasta ahora. En ningún caso pone de manifiesto los posibles logros que podrían venir, y este punto parece bastante importante.
    El que sea aceptable moralmente o no es otro tema bien diferente.

    --------------------------------
    “El abolicionismo tiene como objetivo abolir todas las formas de explotación, eso pasa por sacar adelante prohibiciones que impidan actividades explotadoras pero antes de que eso ocurra es necesario una intensa labor de concienciación y educación para que la mayoría del público rechace moralmente dichas formas de explotación. Cuando existe un consenso mayoritario en la sociedad acerca de este tema es cuando se deben sacar adelante dichos proyectos, proyectos claramente abolicionistas y nunca regulacionistas.”
    ------------------------
    R:
    Las prohibiciones entonces ¿en qué marco se ubican? Por otro lado la labor de concienciación y educación… no veo claro que sea más difícil concienciar al público en un sistema donde se van aprobando leyes reguladoras que en uno donde se deja como está hasta ahora. No regular no es dejar un sistema en reposo, sino dejarlo funcionando tal como está funcionando ahora.
    Por otro lado la aprobación de leyes sacaría a la palestra el debate, en todos los medios. No hay nada mejor para salir en los medios que tratar un tema que está de actualidad.

    ------------------------------
    “Las evidencias que demuestran que las regulaciones son totalmente ineficaces para satisfacer el bienestar de los animales explotados puedes verlas tú mismo entrando en granjas y mataderos y otros centros de explotación que están regulados por leyes que afirman que se debe dar un trato digno a los animales utilizados como recursos, para que veas con tus propios ojos la miseria y el terror diario al que son sometidos a los animales: “
    -------------------------
    R:
    Como decía al principio, para aceptar esto como argumento debería aceptar que las reformas ya han sacado todo su potencial, tanto de regulación propia como de concienciación, y de todos los ámbitos donde pueda resultar beneficiosa. Hasta ahora considero, de hecho, que está en su punto más bajo.

    ----------------------
    “Las reformas jamás reconocen ni reconocerían que los animales no humanos son seres sintientes, eso sería reconocerlos como individuos cuando su estatus dentro de nuestro sistema jurídico es el de que son propiedades, son cosas. No existe un término intermedio entre cosas y personas. O eres una cosa y por tanto estás sujeto a ser propiedad, o eres una persona y entonces no puedes ser utilizado como recurso económico sino que gozas de una serie de derechos básicos y protecciones legales que garanticen tus interes fundamentales, entre ellos el de no ser propiedad de nadie, es decir, un esclavo.”
    -----------------------
    R:
    No tengo claro que no haya punto intermedio entre personas y cosas. En la teoría quizás pero en la práctica alguien que trafica con humanos sabe perfectamente que son personas, no cosas, sabe que tienen intereses y sabe muchas otras cosas.

    ResponderEliminar
  4. ----------------------------
    “Las reformas no avanzan en la consideración moral de los animales no humanos. Las reformas hacen más aceptable para la gente que exista la explotación porque les engañan haciéndoles creer que los animales no son sometidos a sufrimientos "innecesarios" o crueles. No es suficiente con que la gente reconozca la capacidad de sentir de los animales no humanos sino también deben tomar consciencia de que estos son individuos con características e intereses propios que deben ser respetados, entre ellos el interés en no ser utilizados y el de ser libres. Las reformas jamás podrían llegar a conseguir nada parecido. Porque para alcanzar semejante situación sería necesario abolir la institución de propiedad de los animales no humanos. Tratar de llegar a la abolición aceptando un entramado legal que considera a los animales como cosas está abocado al fracaso. Lo que debemos hacer es abolir la esclavitud y no reformarla.”
    ------------------------
    R:
    O también las reformas sacan a debate público el interés de los animales en, al menos, sufrir menos. Ver las reformas como un fin les resta todo el potencial que se podría extraer de ellas.
    Las reformas son herramientas, o pueden serlo. Las reformas implican cambios económicos, reformas en las empresas, gastos, debates posteriores…
    Las reformas no pueden conseguir nada parecido, claro (o sí, eso no lo sé porque al final el comportamiento social es más impredecible de lo que parece a simple vista). Pero si a mi me dices que haga una campaña aprovechando la apertura de un zoológico o aprovechando la aprobación de una reforma, creo que, seguro, sacaré mucho más de la reforma.

    ResponderEliminar
  5. ------------------------------
    “No concibo que se puedan tener en cuenta los intereses de un individuo y al mismo tiempo utilizarlo para nuestro beneficio propio cuando dicho individuo no quiere ser utilizado como tal. Lo que tú propones es una discriminación de base cuando lo que yo propongo es una igualdad en la consideración de los intereses de cada individuo. Los intereses de todos los individuos deben partir en igualdad de condiciones. Un opresor por definición no puede tener en cuenta los intereses de sus oprimidos. Si nos tomamos en serio los intereses de los animales no humanos lo que tendremos que hacer es dejar de utilizarlos, ser veganos y promover un estilo de vida que rechace activamente su explotación.”
    ------------------------
    R:
    Eso no es lo que yo proponía. De hecho, no proponía nada. No obstante creo en la auto-crítica y muchas veces he criticado las reformas y ahora me pregunto si son peores que lo que hay ahora.
    Por otro lado, un opresor sí puede tener en cuenta los intereses de los oprimidos, siempre, todos, mientras no entren en conflicto con los suyos. Y es aquí, en esta resolución del conflicto, donde se dará o no la discriminación arbitraria. Mientras no haya conflictos no habrá problema alguno en satisfacer los intereses de los oprimidos. Eso es el funcionamiento de un conflicto de intereses. Y el especismo es eso, un conflicto, no una necesaria consideración de los individuos como cosas. Y en este conflicto es donde se libran las batallas, elevando “el valor intrínseco” de los intereses de los oprimidos a la misma altura que el “valor intrínseco” de los intereses de los opresores.

    Y, por otro lado, cuando algún no humano que vivía conmigo ha muerto o ha sufrido, sin duda hubiera preferido que su sufrimiento fuese menor. Aunque eso no le devolviese al campo, o a la vida, o le hiciese libre como un tigre o un lobo, o un turón. El mero hecho de paliar el sufrimiento es y debería ser un pilar del sensocentrismo, independientemente de si lo sufren siendo libres o explotados. Afirmar que eso no sirve para nada es olvidarnos de que eso es algo que alguien va a sufrir durante toda su vida, toda, y que no va a conocer nada más bonito jamás. Unos centímetros más para una gallina no van a hacer que sonría. Pero son unos centímetros más en cada segundo de su triste vida. No le veo sentido a oponerse a eso ¿Quieres que no se quede en una estúpida reforma? Pues aprovéchalo, sácale jugo, llévatelo a tu terreno. Pero no le niegues a una gallina de hoy algo que quizás alivie aunque sea solo un poquito su sufrimiento porque pueda ser perjudicial para tu estrategia para las gallinas del futuro.
    Una estrategia incompatible con esto no puede ser una buena estrategia. Si la base del antiespecismo es la consideración de los intereses de los no humanos, entonces no cumple las reglas de coherencia una estrategia que asume que la satisfacción de los intereses de los no humanos no tienen ninguna importancia a no ser que se satisfagan todos a la vez.

    No sé, a mi me parece algo sobre lo que reflexionar. De hecho, estoy reflexionando en el tema de si abrir una línea de antiespecismo puro o abrir un poco el abanico de alguna manera que aún no tengo clara. Buscando eficacia, nada más.

    ResponderEliminar
  6. Hasta ahora no he contestado porque la cantidad de incoherencias que escribes supera por completo cualquier tipo de crítica razonable que yo pudiera hacer. Dudo mucho de tu honestidad intelectual a la hora de debatir. Sin embargo, me gustaría dejar constancia de que nada de lo que dices tiene para mí el más mínimo sentido y menos aún evidencia real alguna que lo demuestre.

    Quiero volver a dejar clara mi postura sobre este tema y también demostrar como no hay sola frase tuya que tenga la más minima consistencia. Todo lo que dices es pura y vacuosa especulación. Tu forma de exponer ciertas cosas me recuerda mucho a las falacias y engaños de Daniel Dorado. Por desgracia parece que esté creando escuela.

    Sigues asumiendo que las regulaciones puede mejorar el estado de una animal explotado. Algo de lo que no tienes ni la más mínima prueba. Supuestamente te importan los animales y ni siquiera te has molestado en asegurarte de eso.

    Si hay algo cierto y demostrado aquí es que la efectividad de las regulaciones es nula. Podemos comprobar como existen numerosas leyes y normas que regulan la situación de los animales explotados y podemos ver como no se cumplen en absoluto. Decir que las regulaciones "están en su punto más bajo" es un eufemismo descarado para tratar de ocultar su fracaso.

    Acerca de la eficiencia tengo que señalar que sacar adelante una reforma o una regulación es necesaria una cantidad de tiempo, energía y recursos que podrían servir para difundir el veganismo y el abolicionimo. Eso ayudaría mucho más a los animales, ayudaría mucho más a reducir el sufrimiento que unos centímetros en la jaula. Las regulaciones no ayudan a concienciar a la gente sobre los animales sino todo lo contrario. Si apoyas una ley estás dando a entender que es aceptable utilizar a los animales, que está bien explotarlos y que las regulaciones pueden a pesar de todo tener en cuenta su bienestar. No sólo es moralmente fraudulenta esa postura sino que es totalmente falaz el que dichas regulaciones se apliquen siquiera y que una vez aplicadas puedan mejorar de verdad la situación de los animales. Apoyando ese tipo de regulaciones estás dando el mensaje de que está bien explotar a los animales, precisamente todo lo contrario de lo que el veganismo defiende. ¿Y tú te llamas vegano?.

    ResponderEliminar
  7. No puedo evitar sentir manifiesto repugnancia por tu manipulación sentimental acerca de "pobre gallina a la que le estás negando unos pocos centímetros más de jaula". Intentas hacerme quedar a mí de poco más que ser la causa de su sufrimiento. Con ese tipo de actitud ofensiva e insultante queda claro que pretendes que vayamos muy lejos en el debate: "Pero no le niegues a una gallina de hoy algo que quizás alivie aunque sea solo un poquito su sufrimiento porque pueda ser perjudicial para tu estrategia para las gallinas del futuro." Eso no es un argumento, eso es un insulto en toda regla. Es la táctica de "la alfombra roja" utilizada por el siniestro David Sztybel, mentor de tu amigo Daniel Dorado. Haciéndome ese tipo de ataques infames has perdido toda mi credibilidad.

    Si te molestaras en mirar la historia pasada y actual del regulacionismo te darías cuenta de que ha sido una sucesión de falsas victorias y manifiestos fracasos vendidos como victorias. La situación de los animales es poco menos que infernal. Según tú podemos tirarnos otros dos siglos defendiendo regulaciones y aunque siguieran teniendo nula efectividad eso no demostraría nada. Yo creo que ya ha tenido más que suficiente tiempo como para demostrar su eficacia.

    Para acabar con la explotación animal y con el especismo el camino más efectivo y eficiente es la concienciación y educación de la gente en el veganismo para que la demanda de productos animales se reduzca. La difusión del veganismo significaría el establecimiento de una importante masa social que apoyara prohibiciones en el ámbito de la explotación animal, con el objetivo de irla aboliendo progresivamente.

    Solamente cambiando la mentalidad de la mayoría de la sociedad en lo que se refiere a los animales se pueden llegar a cambiar las cosas.

    Me gustaría anotar, en cierto modo para mí mismo que existe una cierta obsesión respecto la explotación animal que nos hace olvidar a veces la situación de los animales libres, los que viven en su hábitat natural. Para conseguir que los seres humanos respeten a los animales libres las regulaciones no juegan aquí el menor papel. Solamente la educación y leyes que condenen prácticas criminales pueden tener eficacia real.

    No sé muy bien que es lo que pretendes con tu discurso y tu postura. No tengo claro si lo que quieres es ayudar a los animales. Si así fuera no dirías cosas como que "los opresores pueden tener en cuenta los intereses de sus oprimidos" o que el especismo es un conflicto, cuando el 99 por ciento de los conflictos entre humanos y otros aniamles están causados por los propios humanos al crear la explotación animal o al invadir el hábitat natural de los animales no humanos.

    Mencionas el especismo como un conflicto de intereses... ¡Te sacas de la manga tus propias definiciones sin ningún tipo de justificación! No salgo de mi asombro ante semejante descaro. El especismo es un tipo de mentalidad que considera como objetos y propiedades a otros individuos y que no tiene en cuenta sus intereses. No hay necesidad de haya ningún conflicto de por medio. Un ratón enjaulado, o cualquier otro animal, no ha tenido ningún conflicto con los humanos, sino que sencillamente es utilizado por ellos para sus propios intereses.

    Me gustaría terminar diciendo que considero que este tipo de debates enfocados así son completamente estériles y absolutamente innecesarios. No tengo ni idea de quién eres tú ni qué te propones. El debate intelectual honesto ya ha quedado claro que no

    ResponderEliminar
  8. Hola Luis, cual es la diferencia entre el bienestarisno y el regulacionismo ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      La diferencia esencial es que el bienestarismo es una ideología mientras que el regulacionismo es una práctica.

      El bienestarismo es una teoría moral, derivada directamente del utilitarismo, que considera que lo único importante es el bienestar, en el sentido de fomentar la felicidad y reducir el sufrimiento. Todo lo demás es secundario o irrelevante. Los bienestaristas son los que asumen esta ideología como criterio moral para guiar y validar sus acciones. Para una explicación más detallada al respecto puedes consultar este enlace:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/search/label/bienestarismo

      El regulacionismo es una práctica o estrategia de acción que, en el contexto de la explotación animal, trata de conseguir regulaciones legales sobre la forma en que son explotados los animales nohumanos. De ahí su nombre: su intención es regular la explotación animal. La postura regulacionista más conocida y predominante es el "Bienestar Animal", el cual pretende adecuar las condiciones de explotación sobre los demás animales apelando a que se debe evitar que sufran demasiado, aunque lo que realmente se busca es beneficiar a los humanos. Para un explicación sobre esta cuestión puedes leer el siguiente enlace:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/search/label/Bienestar%20Animal

      Debo añadir que a menudo se usa el término bienestarismo para referirse al "Bienestar Animal" y eso provoca cierta confusión. Muchos bienestaristas son partidarios del "Bienestar Animal", pero no todos lo son. Y asimismo muchos partidarios del "Bienestar Animal" no están adscritos a la doctrina ideológica que es el bienestarismo.

      Hay otro tipo específico de regulacionismo que es el prohibicionismo. Lo que caracteriza al prohibicionismo es que (a diferencia del "Bienestar Animal" que simplemente busca modificar las condiciones de explotación) lo que se pretende es prohibir determinadas formas de explotación pero sin proponer otras formas de explotación en su lugar, que es lo que suele hacer habitualmente el "Bienestar Animal". El prohibicionismo a veces suele denominarse a sí mismo erróneamente como abolicionismo pero no lo es. Prohibir una actividad concreta dentro de la esclavitud es una simple prohibición; no es una abolición. La abolición sería erradicar la esclavitud misma. Todavía no he publicado ningún artículo específico sobre este tema, pero tengo pensado hacerlo en los próximos meses. Un ejemplo clásico de prohibicionismo en España es el antitaurinismo:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/search/label/tauromaquia

      Me opongo al prohibicionismo por las mismas razones que me oponga al "Bienestar Animal" y cualquier otra iniciativa que se dedique a reformar la esclavitud en lugar de abolirla.

      Eliminar

NORMAS DEL BLOG

No se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen a gritos— ni tampoco el empleo de insultos, amenazas o cualquier tipo de agresión verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas básicas de convivencia en este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...