12 de septiembre de 2014

El acoso como forma de activismo



«Si vamos a hacer progresos hacia una mayor aceptación del veganismo, debemos educar. Y debemos educar de un modo no violento, sin confrontación, que tenga en cuenta el contexto social y cultural en el que vivimos. Esto no significa que el uso de los animales no sea un ultraje moral; significa solamente que nuestros esfuerzos para educar acerca del mismo debe tener en cuenta la visión que la vasta mayoría de los humanos tienen de la cuestión.» ~ Gary L. Francione

Quien me esté leyendo en estos momentos quizás ya haya visto una campaña activista que se está difundiendo en las redes sociales y que consiste en que un activista, o un grupo de activistas, vaya a acosar a la gente preferentemente en restaurantes o mercados gritando lemas sobre liberación animal. Las iniciativas están enmarcadas dentro de la estrategia de la denominada "acción directa". Si alguien no sabe a lo que me refiero, puedo comprobarlo en este vídeo:



Mi opinión es que ésa no es la forma correcta de concienciar a la gente. Ese tipo de acciones sólo causan confrontación. Nadie se ha concienciado nunca a partir de que alguien le comenzara a acosar y gritar en un restaurante. Hacer esto es un desfogue inútil para los animales. 

Quizás esto ayude a los activistas a descargar su propia tensión personal, que puede ser mucha si piensan constantemente en los horrores de la explotación animal, pero el acto como tal no tiene ningún valor educativo.

Entré a discutir con otros activistas, sobre este tema en particular en varios foros y ante mis críticas, los partidarios de este tipo de acciones me expusieron algunos argumentos realmente curiosos. 

Por ejemplo, me dijeron que:
"Nadie puede saber cuáles son las formas efectivas de concienciar a las personas".
 ¿En serio? ¿No lo podemos saber? Eso puede decirlo alguien que ha tenido noticias sobre la psicología de la comunicación.

A mi me parece sí lo sabemos. Por ejemplo, lo sabemos escuchando las historias de la gente que se ha hecho vegana. Para quien desee escucharlas, claro. Nadie jamás ha dicho: "Me conciencié porque un desconocido se puso a gritarme en un restaurante. Oh, sí, eso fue lo que realmente me motivó.". Nadie cuenta nunca nada parecido porque eso no funciona. Ni en esta cuestión ni con ninguna otra. Suponer lo contrario creo que evidencia un desconocimiento sobre la psicología humana.

En muchos de los comentarios que he leído se destacaba mucho la "pasión" y la "entrega" de los activistas. Al parecer la mayoría ni siquiera le daba importancia a valorar si lo que se hacen es correcto, o si es útil para concienciar, sino que se trata de una cuestión de descarga emocional.

Si alguien pretende concienciar no se centrará en que aporta mucha "pasión" y "entrega", sino que pensaría en cómo actuar para conseguir un efecto educacional; y valoraría su conducta de acuerdo a criterios de ética y de efectividad y no a valoraciones emocionales. Por tanto, lo que los activistas hacen en ese caso es expresar sobre todo sus sentimientos, sin importar si lo que lo hacen es éticamente correcto ni cuál es el efecto que tiene en otros.

Los estudios sobre psicología muestran que la gente no se conciencia sobre un mensaje cuando es agredida o cuando es deliberadamente molestada por las personas que pretenden defender dicho mensaje. Cuando se sienten agredidas, las personas reaccionan de forma defensiva y hostil contra quienes ven como sus agresores. Es decir, todo lo contrario de la empatía y la reflexión que requieren la concienciación moral. 

Esto que señalo no es una simple generalización sino que es la forma predominante y habitual en que funciona nuestra psicología. Claro que puede que haya alguien sadomasoquista que reaccione al contrario, y le guste que le agredan o que le acosen, pero se trataría de una excepción.

No nos hace falta conocer a cada individuo del planeta para saber que por lo general nadie se conciencia a raíz de que alguien se pusiera a gritarle o intentara arruinarle el día acosándolo mientras comía. Todos tenemos igualmente unas pautas generales de personalidad. Y una de esas pautas es que nos reaccionamos bien cuando otra persona pretende deliberadamente molestarnos mientras estamos intentando disfrutar o relajarnos. No sólo a los humanos sino también a todos los animales en general no nos gusta que nos traten así. Esto es un hecho. Los vídeos del activimos agresivo apoyan esta idea comprobando la reacción negativa de la gente.

Alguien podría alegar que yo no puedo saber si ese tipo de activismo funciona porque no conozco directamente a cada persona humana del mundo, pero eso sería como señalar que yo no puedo saber si todos los animales sienten porque no conozco personalmente a cada uno de ellos y no puedo saber directamente si cada uno realmente siente. Ésa es una excusa que se suele usar para evitar el razonamiento lógico y las evidencias empíricas que nos aporta la ciencia sobre la sintiencia en los demás animales. Es un relativismo falaz que pretende evadir el hecho de que sabemos perfectamente que los humanos no empatizan con otras individuos, ni su mensaje, si sienten agredidos o acosados por ellos. Esto es un promedio constante de la naturaleza humana. Ahora bien, que ignoremos, o queramos ignorar, los conocimientos más básicos, comunes y evidentes sobre psicología humana no significan que esos hechos no existan; sólo significa que no nos interesa reconocerlos para así evadir la crítica.

¿En qué se basaría alguien para suponer positivamente que ese tipo de activismo tiene algún efecto de concienciación? Nadie me respondió sobre este punto. A mi modo de ver, los activistas que actúan de esa manera no buscan concienciar a la gente sino que más bien pretenden expresar su rabia sin importarles mucho las consecuencias.

Me imagino que la gente que me está leyendo en este momento estará de acuerdo en que cuando van a un restaurante, a intentar disfrutar de su tiempo libre, lo que menos desean es que de repente les salte sorpresivamente un activista enfrente suyo a gritarles sin parar que están, por ejemplo, contaminando el planeta con su consumo y así arruinarles la comida que pretendían disfrutar tranquilamente. ¿Eso os ayudaría a empatizar con su causa?

Alguien me señaló que la gente en general siempre se molesta o se enfada cuando los veganos damos nuestro mensaje. Eso puede ser cierto en parte para algunas personas pero no era ese punto el que yo estaba criticando.

Una cosa es que el contenido del mensaje vegano pueda no ser bien recibido por la gente puesto que choca con los hábitos adquiridos y con el prejuicio especista que casi todo el mundo tiene asumido. Ahora bien, otra cosa muy distinta es que nosotors deliberadamente pretendamos incordiar, molestar o acosar a otras personas.

Una cosa es que alguien se ofenda por el simple hecho de que manifiestamos que los animales merecen respeto. Y otra cosa muy diferente es que alguien se moleste conmigo porque literalmente le estoy gritando en su cara que los animales merecen igual respeto. Una cosa es el contenido y otra es la forma. En este caso concreto, yo critico la forma en que se da el mensaje, y no tanto el contenido.

Me han advertido que en estos actos los activistas no agreden físicamente a nadie ni usan lenguaje insultante. Puede ser cierto. No he visto todos los vídeos. Pero aún siendo así, esto no quiere decir que su conducta no sea violenta. 

Reflexionemos de nuevo sobre ello: ¿Los activistas están haciendo aquello que consideran moralmente correcto? ¿Tratan a los demás como desean ellos ser tratados? ¿Ellos están actuando de forma deliberada para dar un mensaje que la gente pueda comprender y asimilar? ¿O más bien actúan solamente para expresar y descargar sus emociones sobre la gente a la que se dirigen? 

Si nos sentimos mal y usamos a alguien sin su consentimiento para volcar nuestros sentimientos sobre él, entonces lo estamos utilizando como un simple medio para conseguir nuestros fines, despreciando la voluntad y los intereses de la otra persona. Esto es una forma de violencia violencia, aunque no hubiera agresión física de por medio, y es una contradicción flagrante con la idea que fundamenta el veganismo y la filosofía de los Derechos Animales.

En definitiva, lo que esos activistas están haciendo es muy cuestionable tanto desde el punto de vista ético como desde el punto de vista práctico, y considero que lo único que se consigue así es incomodar y violentar a la gente, y nadie se conciencia de ese modo

Por supuesto, si yo me equivoco a este respecto entonces está claro que lo debemos hacer todos es salir a la calle a gritar y acosar a la gente, porque esto seguro que cambia la situación de los animales. Oye, ¿por qué no empezamos por hacerlo también con todos nuestros familiares y amigos a la hora de comer? ¿O sólo vale con desconocidos?

Pero si estoy en lo cierto, entonces en lugar de perder el tiempo con ese tipo de acciones, actuaremos de forma racional, haciendo activismo educacional y no-violento, para conseguir informar y ayudar a la gente a tomar conciencia y cambiar sus hábitos de vida, de forma dialogante. 

Claro que tal vez eso no es tan divertido ni excitante como ponerse a gritar en medio de un restaurante. Cualquiera que en alguna ocasión haya reflexionado honestamente sobre su propio activismo se habrá dado cuenta de que a veces tendemos a hacer simplemente lo que nos gusta por encima de otros criterios.

Los activistas no tenemos por qué demostrar a nadie lo mucho que nos importan los animales, el ansia de justicia que anhelamos, con demostraciones públicas de nuestros sentimientos. Alguna gente pensará: "Oh, sí, se ve que les importan mucho los animales" y seguirán con sus vidas. Eso en el mejor de los casos. En el peor caso, pensarán que estamos locos, porque ni siquiera comprenden lo que defendemos. Lo que deberíamos hacer, si de verdad queremos un cambio real, es enfocar toda esa energía en educar, en concienciar, en dialogar.

Algunos me acusan de que al parecer me importa más el bienestar de la gente que el sufrimiento de los demás animales y la explotación que se comete contra ellos. Pero esto no es cierto. Precisamente porque ante todo me preocupan las víctimas, y quiero remediar la injusticia que cometemos contra ellos, es el motivo por el que analizo cuál sería la forma correcta y efectiva de lograr el final de la explotación especista. Porque entiendo que sólo así, y no dejándonos llevar por las emociones, es como podemos encontrar y aplicar la solución a este grave problema. 

Aquella acusación me parece análoga a la que nos dirigen a menudo diciendo que "nos importan más los animales que los seres humanos". Eso tampoco es cierto, claro. A los que asumimos y defendemos los Derechos Animales nos importan moralmente todos los seres sintientes por igual. Son las personas que no conocen o que rechazan la ética de Derechos Animales quienes dan preferencia a unas sobre otras, por el mero hecho de pertenecer a una especie determinada. Los activistas veganos pretendemos precisamente defender la igualdad, no la jerarquía de nadie sobre nadie, y que el respeto básico se aplique a todos por igual.

También me han advertido que no debería criticar el activismo de otras personas. Como si el mero hecho de hacer activismo automáticamente les diera la prerrogativa de no ser criticados en sus acciones, como si estuvieran en una especie de burbuja que no debemos romper, como si el simple hecho de hacer algo con "pasión" y "entrega" te legitimara en actuar simplemente según te parezca oportuno sin atender a ningún criterio o norma. Los defensores de la tauromaquia también alegan a menudo que lo que hacen está motivado por la "pasión" y la "entrega" que sienten. ¿Significa eso pues que no debemos criticar lo que hacen?

El activismo que contradice la ética, o que se demuestra inefectivo, merece, como mínimo, ser criticado. Criticar el activismo no es contraproducente, como aseveran algunos. Lo contraproducente es creer que "cualquier cosa puede valer" sin tener ninguna base o criterio racional que lo fundamente. Eso es actuar de forma arbitraria. Eso  que es contraproducente.

Gritar a la gente en un restaurante —o en cualquier otro sitio—  es contraproducente, pues no sirve para concienciar y sólo provoca que piensen que estás loco. Sin embargo, los activistas no están locos. Sólo sucede que a menudo no reflexionan sobre cómo están actuando. Su ferviente deseo de ayudar a las víctimas sobrepasa en ocasiones su responsabilidad de analizar razonadamente los actos que realizan.


No es coherente que pidamos a la gente que reflexionen sobre sus hábitos y su conducta si nosotros no estamos dispuestos a hacer exactamente lo mismo en nuestra conducta. Que defendamos lo que es justo no implica que todo lo que intentemos realizar para defender la justicia sea también justo. Los fines no justifican los medios. Tanto los medios como los fines deben ajustarse, por coherencia, a un mismo criterio ético. 

Por cierto me resulta curioso que personas que participan en foros digan que debatir es "perder el tiempo" y que lo que hay que hacer es actuar sin más. Pienso se equivocan —además de entrar en contradicción puesto que ellos dedican tiempo a debatir en foros— porque emplear parte de nuestro tiempo a reflexionar sobre lo que estamos haciendo no es perder el tiempo. Si no pensamos en lo que hacemos entonces sí que es probable que acabemos malgastando nuestra energía en acciones que no funcionan y que incluso contradicen los principios que decimos defender. 

A la hora de hacer activismo, pensemos en si fuéramos nosotros quienes ignoráramos el problema del especismo y la explotación de los animales, y cómo nos gustaría que otros nos trataran a la hora de concienciar sobre ello.


Considero que estas reflexiones valdrían en general para criticar cualquier tipo de activismo que se realice en forma similar.

Sobre el tema específico de la comunicación ya expuse un análisis en el ensayo: «La comunicación es una cuestión moral». Pueden leerlo si desean un análisis más completa de cómo entiendo que debería ser una comunicación ética a la par que efectiva. 

«El fin de los Derechos Animales es respetuoso; el camino hacia tal fin debe ser respetuoso con los humanos y los demás animales. Mi recomendación a los activistas es que siempre trabajen como si tuviesen 24 horas para mostrar al público la mejor forma posible de activismo pro-derechos animales.» ~ Lee Hall

3 comentarios:

  1. Cierto es que este blog tiene muy buenos articulos e inclusive en varias ocasiones he compartido enlaces lo unico que no me agrada es la forma en que el autor sataniza de una forma bastante dogmatica y llena de prejuicios moralistas la ''accion directa'' a quienes la emplean como forma de lucha, apesar de que en cada accion es pensada para que nadie salga lastimado e inclusive muchas de las mas grandes victorias del movimiento por la liberacion animal se dieron empleando esta.No se desde cuando es inmoral destruir equipo cuya funcion era lastimar y asesinar a un ser vivo, un inmbueble donde se mantenian a animales privados de su libertad. o una computadora. Lo unico a lo que esto conlleva es a crear divisiones entre los que luchamos por la liberacion animal. Estoy de acuerdo en que la educacion y la razon son los mejores metodos para concientizar(yo durante un par de anios tambien lo hice) pero que pasa cuando se agotan estos recursos por ejemplo con los capitalistas que se llenan los bolsillos explotando a los animales? o con los taurinos que gozan con la muerte y el sufrimiento? quedarse cruzados de brazos esperando concientizar a la siguiente persona? Nosotros no podemos... Ya que mucho de habla de ''moralidad'' aqui, aprovecho para mencionar que mas inmoral resulta ver como torturan y masacran a los animales y no hacer nada para evitarlo y criticar a quienes intentaron detenerlo. si la educacion y la razon fuesen los metodos desde 1847 el mundo ya seria vegano.
    otra cosa, seguro has oido hablar del caso del joven que fue asesinado al intentar dialogar de forma civilizada; segun relatan varios testigos con un maldito cobarde que iba a matar a su perro.Eres libre de criticar la accion directa y a quienes la empleamos aunque no por eso vamos a dejar de luchar hasta que todas las jaulas esten vacias=D

    Un saludo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ateniéndome sólo a tus primeras frases, podría agradecerte que leyeras el blog y que lo difundas. Sin embargo, no veo de qué se supone que te ha servido leerlo, ni en qué te basas para considerarlo valioso, dado que tu comentario representa más bien lo contrario de lo aquí yo defiendo. Es decir, en la mayor parte de lo que manifiestas no hay argumentos razonados sino que son meramente expresiones irracionales y falsedades manifiestas. En este blog se defiende la razón y la verdad ante todo. Pero en tus palabras no hay apenas razones ni verdades, y sí muchos errores y falsedades.

      En primer lugar; es mentira que yo "satanice" la denominada acción directa. Lo que yo hago realmente es exponer una serie de razones por las que considero que esa forma de actuar no es la apropiada para conseguir la abolición de la explotación especista. Expongo argumentos éticos y prácticos. Tú podrás estar de acuerdo, o no, con dichos argumentos, pero en ningún caso he juzgado que la acción directa sea algo malo en sí misma. Sólo señalo que en el contexto actual, y en la manera en que sea realiza, no es una estrategia útil ni correcta para lograr la erradicación del especismo. Si ni siquiera has comprendido esto, entonces no has comprendido nada de lo que digo al respecto.

      Criticar una idea o una conducta no implica "satanizarla", si con este término entendemos juzgar algo como malo o inmoral. En ningún momento he manifestado que las acciones sean algo moralmente malo en sí mismas, sino que he explicado que ese tipo de actividades conllevan problemas éticos (por ejemplo: liberar visones en la naturaleza causa que estos agredan a otros animales, debido a su naturaleza depredora), problemas estratégicos (la acción directa no sirve para erradicar la explotación animal) y problemas sociales (provocan que la gente reaccione muy negativamente y asocien la idea de la liberación animal con la criminalidad).

      Por cierto, ¿de qué "grandes victorias" hablas? ¿Hablas desde alguna realidad alternativa quizás? La acción directa puede haber salvado quizás a muchos individuos (aunque también haya perjudicado a otros inocentes) pero no ha conseguido ninguna victoria frente a la explotación especista. Al contrario, la acción directa es precisamente un ejemplo claro de estrategia fracasada que en nada ha servido para acabar con la esclavitud de los nohumanos:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/2013/09/el-resurgimiento-del-comercio-de-piel.html

      Vamos a ver, los capitalistas o los empresarios, o como prefieras llamarlos, solamente pueden mantener sus negocios si la gente consume sus productos. Es decir, la explotación económica se mantiene gracias a los consumidores. Pero tú hablas de los "capitalistas" como si ellos actuaran de forma aislada y no dentro de un contexto social organizado. Tus palabras evidencian que no comprendes siquiera lo más básico acerca del funcionamiento de la economía. Te sugiero encarecidamente que le eches un vistazo a este artículo:

      http://enfoqueabolicionista.blogspot.com.es/2010/09/bienestar-animal-accion-directa.html

      Eliminar
    2. Tu argumento de que estas críticas provocan la "división" es simplemente una vieja excusa para evitar afrontar los propios errores. Ese argumento es esgrimido por los bienestaristas para intentar sofocar las críticas que no les gustan:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/2014/09/diez-mitos-del-neo-bienestarismo.html

      Resulta que ese argumento también lo usan los especistas para atacar a los defensores de los Derechos Animales, alegando que provocamos "división" dentro de esta sociedad, en tanto que desafiamos el paradigma antropocentrista. No me parece casualidad que tus argumentos sean idénticos a los de los opresores.

      Por supuesto, no podía faltar tampoco que me acusaras de "no hacer nada" simplemente porque he criticado algo que tú haces o que defiendes. Eso es una mera acusación personal que evidencia falta de argumentos y rabia interna por tu parte. ¿Quién es realmente el que está "satanizando" aquí? Tus acusaciones infundadas y tus desprecios personales únicamente buscan calumniar y difamar a la persona que expone una serie de críticas que a ti no te han gustado, pero no aportas un solo argumento razonado ni tienes intención ninguna de dialogar.

      Es completamente absurdo que digas que "si la educación funcionara el mundo sería vegano desde 1847", porque en aquel año el veganismo ni siquiera existía todavía y, además, ni el veganismo ni la educación vegana han sido hasta ahora los principios predominantes en el ámbito animalista. Todo lo contrario: el veganismo ha sido deliberadamente marginado por la mayoría de animalistas, que han preferido apoyar el bienestarismo. Si el mundo no es vegano, tiene varias razones que lo explican, pero en ningún caso se debe a que la educación no funcione. La educación vegana funciona, y la existencia de internet lo ha demostrado en la última década, porque ahora hay más veganos que jamás antes en la historia. Eso demuestra que sólo hace falta centrarnos en el activismo educacional para provocar que cada vez más gente escoja el veganismo.

      Aparte, no sé qué tiene que ver con todo esto que menciones el caso de que alguien fuera asesinado supuestamente al intentar dialogar de forma civilizada. No sé a qué caso específico te refieres ni qué relación tiene con este asunto que aquí se debate. Pareciera que vas soltando frases según te vienen a la mente sin ningún orden ni criterio.

      Ciertamente soy libre para expresar mis opiones. No hace falta que me lo digas, ni que me des permiso para ello. En cualquier caso, te vuelves a equivocar otra vez, porque si bien yo critico determinadas ideas y conductas, nunca critico ni valoro a ninguna persona como tal. Por eso, me da la impresión de que confundes o no distingues bien entre cosas (ideas, actitudes,...) y personas.

      Para colmo, terminas diciendo que a fin de cuentas que lo que digo no te importa y que vas a seguir actuando de la misma manera. Eso es una actitud chulesca. Y me resulta muy similar a la actitud de otros que manifiestan que les da igual lo que les digamos porque ellos van a seguir comiendo animales y disfrutando de lo que hacen, a pesar del daño que cometen. La misma chulería detestable. El colofón idóneo para el tipo de comentario que has hecho.

      Eliminar

LOS COMENTARIOS ESTÁN MODERADOS

Todos los comentarios serán revisados antes de ser publicados para comprobar si se ajustan a la temática del blog y las normas de convivencia.

En ningún caso se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen al empleo de gritos en una conversación— ni tampoco el uso de insultos, amenazas o cualquier forma de violencia verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas de este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...