16 de abril de 2009

Priscilla Cohn: "Una concepción inherentista de los animales"



«Tendría que ser ya obvio ahora que toda nuestra cultura se basa en el dolor y la muerte animal. Utilizamos los animales en casi todas y cada una de las horas de nuestra vida: desde el momento en que nos levantamos y nos cepillamos los dientes —quizás con un cepillo de dientes hecho con cerdas naturales de un animal— y usamos pasta de dientes, que también contiene ingredientes animales y ha sido probada en animales, hasta que nos acostamos por la noche y hacemos descansar nuestra cabeza sobre una almohada de plumón y nos tapamos con una manta de lana trasquilada de una oveja, o quizás con una funda nórdica hecha con plumas o plumón arrancado de diferentes aves." 
"Hagamos una aclaración. La idea de que un animal dotado de sensación debe ser un miembro de la comunidad moral se basa en una noción intelectual de justicia, no en la emoción. Alguien puede ser un defensor de los derechos de los animales, o un inherentista, y no estar particularmente orgulloso de los animales. 
El cariño respecto de los animales no es un criterio necesario para creer que tenemos que considerar el interés de los animales. Similarmente, uno puede ser un amante de los animales sin ser un defensor de los derechos de los animales o un inherentista. Mucha gente quiere a su perro o a su gato, pero continúa comiendo carne de ternera sin pensar sobre el sufrimiento de la ternera antes de convertirse en chuleta en su plato. 
Desde luego, uno puede ser a la vez un defensor de los derechos de los animales o un inherentista y un amante de los animales. No estoy argumentando, ni de lejos, que todo el mundo tenga que tener un perro en casa. Lo que estoy diciendo es que si somos consistentes tenemos que considerar los derechos de los animales. La consistencia es una parte de la racionalidad de la que los humanos estamos tan orgullosos."  
"Al aseverar que los animales tienen un valor inherente, quiero decir que su valor es independiente de nuestros juicios respecto de su utilidad, belleza y así sucesivamente. Decir que los animales tienen un valor inherente significa entonces que su valor no es instrumental, o que no son meramente medios para nuestros fines humanos.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NORMAS DEL BLOG

No se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen a gritos— ni tampoco el empleo de insultos, amenazas o cualquier tipo de agresión verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas básicas de convivencia en este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...