16 de marzo de 2012

¿Está oculta la explotación de los animales nohumanos?





En la nota de hoy quisiera responder a ese planteamiento que defiende como legítima y necesaria la actividad de entrar ocultamente (sin permiso legal ni del propietario) en centros de explotación animal para grabar lo que allí está ocurriendo. Para justificar esta práctica se arguye como excusa la necesidad de documentar la realidad de lo que ocurre dentro de esos sitios para poder mostrar al públio lo que estamos haciendo a los demás animales. Pero, a mi modo de ver, ese planteamiento es profundamente problemático por varias razones.

Reflexionemos un momento sobre este punto: ¿Estaríamos de acuerdo en que nos grabaran en la intimidad de nuestra casa, sin nuestro permiso, y que luego se difundieran públicamente esas imágenes? Es la única manera de saber con toda seguridad si estamos haciendo algo malo. Y si estamos de acuerdo con grabar sin permiso en un recinto privado para luego difundir públicamente esas imágenes, entonces, por coherencia, también debería parecernos bien que graben sin permiso dentro de nuestra casa y luego difundan públicamente esas imágenes. Pero sabemos que la excusa de que alguien pudiera hacer algo malo en su ámbito privado no es por sí solo un argumento válido para vulnerar su privacidad. Si lo fuera estaríamos aprobando y justificando el totalitarismo.

Por otro lado, ¿es realmente necesario grabar y mostrar imágenes para saber si en los numerosos lugares donde se explotan animales no humanos están haciendo algo malo? No lo es  en absoluto si entendemos que utilizar a los demás animales está moralmente mal, sin importar la manera en que se haga. Si entendemos que lo que está mal es el hecho mismo de utilizarlos para nuestros fines. Ahí radica precisamente la inmoralidad de la explotación animal.

Exactamente igual que sucede en el caso de seres humanos, es inmoral utilizar a cualquier otro animal sin su consentimiento explícito. Y como los demás animales no pueden en ningún caso dar su consentimiento informado y explícito, resulta que utilizarlos para cualquier fin es inmoral. El simple hecho de que otro individuo no sea humano no es un argumento válido para excluirle de la consideración moral básica que toda persona merece. Ese tipo de discriminación sería especismo. 

Lo cierto es que, si reflexionamos, podremos ver claramente que no hace falta poner cámaras dentro de granjas o mataderos para saber lo que están haciendo allí. Están explotando animales. Eso lo sabe todo el mundo. No es necesario grabar dentro de esos sitios para saber lo que allí está ocurriendo.

La cuestión ya no es tanto lo que se hace en los centros de explotación animal sino el cómo valoramos éticamente lo que se hace allí. Por muchas cámaras que se pongan, o muchas imágenes que se muestren, nada va a cambiar realmente si antes no comprendemos que utilizar a los demás animales es algo que está mal, sin importar el cómo lo hagamos. No hay un problema de visibilidad. El problema está en cómo juzgamos moralmente aquello que vemos y sabemos que está pasando.

Por otra parte, ocurre que tampoco es necesario entrar ocultamente para poder documentar lo que sucede dentro de mataderos, granjas, y otros sitios en donde son esclavizados animales no humanos. De hecho, la mayoría de grabaciones sobre explotación animal que están a nuestra disposición han sido hechas con el permiso de los propietarios esclavistas (!o por ellos mismos!). Si miramos en páginas por internet podremos ver muchísimos vídeos que han sido grabados con consentimiento. E incluso encontraremos documentales que promocionan su actividad y en donde se puede ver, por ejemplo, qué es exactamente lo que les ocurre a los animales nohumanos antes de ser convertidos en cadáveres para consumo humano.






En realidad, me parece obvio que el verdadero motivo que lleva a muchos activistas a recurrir a las investigaciones ocultas es la intención de sacar a la luz incumplimientos de las leyes que regulan la explotación animal, con el objetivo de denunciar el "abuso" o el "maltrato" que sufren los animales explotados. Pero sin denunciar el hecho mismo de que sean explotados (sin importar el cómo lo sean), que es lo verdaderamente importante y sobre lo que se debería concienciar.

Los centros de explotación animal ya son inspeccionados periódicamente por funcionarios del gobierno para ver si cumplen, o no, las leyes que regulan su actividad. Pero teniendo en cuenta que son leyes esclavistas, no me parece apropiado que alguien que esté en contra de la esclavitud de los animales deba preocuparse sobre si se cumplen o no dichas leyes, con el fin de denunciarlo públicamente. Tanto si se cumplen como si no, los animales  no humanos siguen siendo igualmente explotados, puesto que se les considera propiedad de los humanos.

Para terminar, me gustaría aclarar algunos otro puntos importante acerca de esta cuestión, en especial para evitar posibles malentendidos. 

Lo primero es que mi argumentación no está basada ni influida en lo que las leyes digan. Mis argumentos están completamente basados en razones de tipo moral; en la ética. No promuevo que la gente incumpla la ley, ni tampoco que la obedezca ciegamente. Ése no es el punto que estoy discutiendo aquí. El punto está en si es éticamente aceptable entrar sin permiso ("ocultamente") en sitios privados con la excusa de que existe la posibilidad de que alguien haga algo malo en ellos. Porque en realidad esa posibilidad existe siempre. Así que dar validez a ese argumento justificaría no respetar la privacidad de nadie en ningún caso. 

También discuto el argumento de que es necesario recurrir a ese tipo de investigaciones para documentar lo que ocurre dentro de los centros de explotación y hacer visible el especismo que nos rodea y está inserto en el seno de nuestra sociedad. Yo argumento que no es necesario. No veo ninguna razón que justifique grabar de manera oculta en sitios donde ya todos sabemos lo que se hace en ellos; y en los que ya se puede conseguir grabar, sin tener que hacerlo de manera oculta.

No me opongo a que se muestre la realidad de la explotación que padecen los demás animales, con el fin de concienciar a la sociedad. En modo alguno. Pero para conseguir esto no veo ninguna necesidad de recurrir a las denominadas investigaciones "ocultas". Porque lo que estamos haciendo a los demás animales no está oculto. Está a la vista de todos: no hay más que salir a la calle, encender el televisor, o entrar en cualquier tienda de alimentación o restaurante. El uso de animales nohumanos como "mascotas" (esclavos de compañía), o como guías para personas ciegas, también es explotación animal. Por no mencionar también zoológicos, acuarios o circos en donde son utilizados animales nohumanos. !La mayor parte de la explotación especista es totalmente visible! El verdadero problema está en cómo valoramos y juzgamos moralmente el hecho de que usemos a los demás animales para nuestros fines.

La realidad de la explotación animal está delante de nosotros. Nos rodea por todas partes. Otra cosa es que no queramos verla, o que no la juzguemos correctamente.  Ahí es donde entra el importante e imprescindible papel de la educación, que el simple hecho de mostrar imágenes de violencia no puede suplir por sí solo.

16 comentarios:

  1. ¿Qué opinas de los rescates que se hacen ocultamente?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      En principio, no veo ninguna objeción moral al hecho en sí de rescatar a animales no humanos que estén siendo explotados por seres humanos. Del mismo modo que tampoco veo objeción alguna en el caso de que los explotados fueran animales humanos. No tenemos justificación alguna para explotar a nadie. En ningún caso.

      Ahora bien, el contexto en el que vivimos es bastante complejo, e intervienen muchos factores que hacen que esa respuesta pueda resultar excesivamente simple, principalmente por los siguientes motivos:

      1) Rescatar a animales no humanos no es aceptable si luego vamos a declinar nuestra responsabilidad de hacernos cargo de sus vidas, de su conducta. Dejarles totalmente libres permitiendo que hagan daño a otros individuos es algo éticamente inaceptable, tal y como argumento en esta nota: "Liberaciones de visones. Y otros animales" Aunque el debate sobre este punto todavía no está zanjado y espero tener tiempo más adelante para continuarlo.

      2) Ahora mismo están siendo explotados muchos miles de millones de animales no humanos. Su número exacto es inabarcable. Es absolutamente imposible tener la expectativa razonable de rescatarlos a todos o a una parte significativa. Incluso aunque lo consiguiéramos, en el futuro serían reemplazados por otros individuos. Puesto que la raíz del problema está en la predominante mentalidad especista que existe en el seno de nuestra sociedad. Así que de momento no existe ninguna forma de atajar el problema de la explotación animal mediante los rescates. Todo esto sin mencionar la consecuente respuesta represiva de los órganos judiciales y policiales del Estado contra los activistas que vulneran leyes hechas expresamente para respaldar y garantizar la explotación de los animales no humanos.

      3) Dedicar nuestra vida a cuidar de otros animales que hemos rescatado puede dificultar e impedirnos trabajar en el área más importante y fundamental para lograr que la explotación animal termine ahora y en el futuro: la educación vegana.

      A mi modo de ver, lo mejor que podemos hacer ahora mismo para acabar con la explotación animal es centrar nuestros esfuerzos en conseguir un cambio social a través de la educación activa. Nada va a cambiar mientras no haya un importante segmento social de personas que rechacen la utilización de animales no humanos para fines humanos. Y eso no va a ocurrir de manera espontánea, sino solamente como consecuencia del activismo basado en la educación vegana creativa y no-violenta.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. De acuerdo con lo innecesario de entrar en la ilegalidad para mostrar una realidad que puede ser vista sin correr riesgos; pero si hubiese una industria de esclavos humanos, donde los dueños no permitiesen mostrar lo que ocurre dentro, ¿no sería justificable, en honor al respeto por esos seres dentro que están siendo sometidos, mostrar su realidad al público? ¿sería injustificable mostrar la realidad del holocausto, aunque ésto significase entrar en la ilegalidad para infiltrarse y obtener informacion para dar a saber?. Saludos respetuosos!
    Salvador León

    ResponderEliminar
  3. Hola, Salvador.

    Tal y como intento dejar claro en esta nota, el hecho de que fuera ilegal entrar en lugares privados, o grabar dentro de ellos, es un punto moralmente irrelevante. Mis objeciones son puramente éticas, no legales. La ley no determina en ningún caso lo que está moralmente bien o mal. Es la razón quien lo hace.

    Creo que el ejemplo que expones no entraría dentro del análisis que he desarrollado en esta nota. Puesto que en ella ya presupongo que todos sabemos lo que ocurre dentro de esos sitios en donde son esclavizados animales no humanos. Por tanto de ahí no se deriva ninguna necesidad de mostrar lo que ya sabemos todos. Y además, apunto al hecho de que es perfectamente posible grabar lo que ocurre en esos sitios con el permiso de sus propietarios legales. Existe ya una gran multitud de grabaciones consentidas.

    Pero el caso concreto que tú mencionas, se da por hecho que la sociedad no sabe lo que está ocurriendo. Y se da por hecho que todos entendemos que la esclavitud de humanos es algo que está mal. Por tanto, si la única manera de conseguir acabar con esas actividades es grabar en los lugares privados en los que está ocurriendo la explotación con el fin de mostrarlo a la sociedad, y de ponerlo en conocimiento de las autoridades legales, entonces por supuesto que está moralmente justificado el hacerlo.

    El derecho de privacidad no es absoluto. Es aceptable vulnerarlo en los casos en que se esté cometiendo un crimen de manera flagrante dentro del ámbito de esa privacidad, o cuando tengamos indicios muy claros de que está ocurriendo un crimen al amparo de dicha privacidad, siempre con la intención de evitar y detener dicho crimen.

    Seguramente alguien podría pensar que este último punto justifica precisamente aquello contra lo que he argumentado en esta nota. Pero no es así. Al contrario. En el caso de la explotación de animales no humanos, quienes exponen públicamente grabaciones ocultas para denunciar incumplimientos de la ley bienestarista (esclavista) no están deteniendo ningún crimen, sino que lo están apoyando. Están diciendo, o dando a entender, que el problema está en cómo utilizamos a los demás animales, y no en el hecho mismo de que les utilicemos. Cualquier iniciativa de este tipo no es por tanto contraria al crimen, a la explotación, sino precisamente cómplice de ella.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. FILOSOFIA VEGANA es un título que conlleva alguna responsabilidad y no desconocerá la corriente del consecuencialismo -jugar al juego de los medios de comunicación -la espectacularidad- con el fin de obtener conciencia entre el ciudadano -el cual padece de embotamiento psíquico -otro terminajo- gracias a los anuncios e ideólogos de los mismos medios. Por todo ello es por lo que muchos activistas -fla incluido- se la juegan y adelantamos algo. ¿Cómo es que algunos municipios catalanes se han declarado en contra de los circos sin animales? ¿Es que los plenos municipales adivinaron que un hipopótamo estaba en una piscina todo el día dando vueltas? ¿O es que alguien se infiltró como empleado y lo grabó (ésto ya no parece vulneración de intimidad)? Creo que estamos hablando de delitos generalizados y no de cámaras ocultas sobre profesores de teatro que besuquean alumnas. ¿Queremos educar?¿Cómo?¿Dando charlas con vídeos de mataderos en los colegios para que luego protesten los padres porque los niños se niegan a comer? Fanzine INTERCAMBIO DE REVISTAS 36- VEGANISMO-

    ResponderEliminar
  5. Hola, Intercambio de revistas.

    Siento mucho decir que simplemente no consigo comprender lo que tratas de expresar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola.

    Dices: "¿Estaríamos de acuerdo en que nos grabaran en la intimidad de nuestra casa, sin nuestro permiso, y que luego se difundieran públicamente esas imágenes? Es la única manera de saber con toda seguridad si estamos haciendo algo malo. Y si estamos de acuerdo con grabar sin permiso en un recinto privado para luego difundir públicamente esas imágenes, entonces, por coherencia, también debería parecernos bien que graben sin permiso dentro de nuestra casa y luego difundan públicamente esas imágenes. Pero sabemos que la excusa de que alguien pudiera hacer algo malo en su ámbito privado no es por sí solo un argumento válido para vulnerar su privacidad. Si lo fuera estaríamos aprobando y justificando el totalitarismo."

    Parece que a partir de ahora, para no ser "totalitaristas", necesitaremos el permiso de un juez para entrar en las granjas a grabar la "intimidad" de los animales no-humanos... Aunque lo mismo hasta con un permiso del juez te parece "totalitarismo" entrar en una propiedad privada.

    No es que "alguien pudiera hacer algo malo en su ámbito privado" es que lo está haciendo, pues las granjas y los mataderos son lugares destinados a frustrar los intereses fundamentales de individuos sintientes. Ante dicho hecho, el derecho de intimidad del agresor es irrelevante, sea un granjero o un consumidor de vídeos de pederastia.

    Lo que realmente es totalitarista es valorar la propiedad privada por encima de los intereses fundamentales de los individuos sintientes.

    Dices: "Lo cierto es que si reflexionamos sobre esto podremos ver claramente que no hace falta poner cámaras dentro de granjas o mataderos para saber lo que están haciendo allí. Están explotando animales. Eso lo sabe todo el mundo. No es necesario grabar dentro de esos sitios para saber lo que allí está ocurriendo."

    Lo que ocurre en las granjas y mataderos lo sabe quien ha estado en ellos o ha visto vídeos que muestran lo que hay dentro de ellos. También podemos saberlo si nos lo cuentan, o lo leemos en un cuento, pero no es lo mismo.

    Por otro lado, cada animal sintiente es único y merece que la injusticia que sufre sea documentada, igual que ocurrió con los campos de concentración para humanos. Gracias a todos esos vídeos grabados por personas valientes, sabemos que todos y cada uno de los individuos que aparecen en ellos existieron y las penalidades que sufrieron. Con esos vídeos se escribió una historia con la que las víctimas se convirtieron en algo más que números.

    Saludos.
    David.

    ResponderEliminar
  7. Dime, David ¿en verdad tú tienes algún problema grave de comprensión o de vista? ¿O entras simplemente a provocar en plan troll? Lo pregunto porque todas las tonterías que sueltas tienen poco o nada que ver con lo que yo he escrito. Se nota que te importa poco -o más bien nada- que es lo que yo he expresado en el texto, y simplemente aprovechas para soltar tu necio discurso difamatorio. Esto sólo sirve para confirmar que te comportas como un gamberro de internet, es decir, en un troll

    Tú dices: Parece que a partir de ahora, para no ser "totalitaristas", necesitaremos el permiso de un juez para entrar en las granjas a grabar la "intimidad" de los animales no-humanos... Aunque lo mismo hasta con un permiso del juez te parece "totalitarismo" entrar en una propiedad privada.

    ¿He dicho yo algo de pedir permiso de ningún juez? No. ¿He mencionado algo acerca de un deber de respetar la legalidad? No. Esto demuestra que no te has enterado de nada, o que no te quieres enterar de nada. Lo habitual en ti, vamos. Y si tú crees que los demás no tenemos derecho a la privacidad entonces eres un defensor del totalitarismo. De eso no cabe duda.

    La gran mayoría de los activistas que han grabado ocultamente dentro de centros de explotación animal lo hacen con la intención de conseguir grabar alguna infracción de la ley bienestarista mediante la cual conseguir que los animales esclavizados dejen de ser "abusados". Lo que han conseguido esos vídeos es reforzar la idea de que lo hay que hacer es tener reglamentaciones más estrictas sobre explotación animal.

    Tú dices: No es que "alguien pudiera hacer algo malo en su ámbito privado" es que lo está haciendo, pues las granjas y los mataderos son lugares destinados a frustrar los intereses fundamentales de individuos sintientes. Ante dicho hecho, el derecho de intimidad del agresor es irrelevante, sea un granjero o un consumidor de vídeos de pederastia

    No podemos estar seguros si en tu casa estás haciendo algo malo. Por ejemplo, no sabemos si tienes el ordenador lleno de fotos y vídeos de pedofilia. Podría ser que sí. Por tanto, el día que dejes que pongan cámaras en tu casa, se te haga un seguimiento completo de todas tus actividades, y se difunda públicamente todo lo que haces en el ámbito privado, sólo entonces podrás hablar coherentemente a favor del totalitarismo. Aunque lo que propones seguirá estando mal.

    ResponderEliminar
  8. Tú dices: Lo que realmente es totalitarista es valorar la propiedad privada por encima de los intereses fundamentales de los individuos sintientes.

    Esto que dices se puede traducir así: No me he enterado de nada y no me interesa enterarme de nada, así que suelto lo primero que se me pase por la cabeza con la intención de tergiversar lo que dices y así poder atacarte mejor.

    ¿Acaso he sugerido siquiera que el derecho a la propiedad privada justifique vulnerar los derechos de otros individuos? Otro rasgo totalitario de tu actitud es esa deliberada intención de despreciar la verdad. Para ti, la verdad no son los hechos. La verdad es lo que tú crees o dices que lo es.

    Tú dices: Lo que ocurre en las granjas y mataderos lo sabe quien ha estado en ellos o ha visto vídeos que muestran lo que hay dentro de ellos. También podemos saberlo si nos lo cuentan, o lo leemos en un cuento, pero no es lo mismo.

    Yo nunca he visto una lapidación de mujeres, como las que ocurren en varios países de África. Tampoco he visto muchos otros crímenes. Y no me es necesario para saber que están radicalmente mal y rechazarlos de manera tajante. Por otra parte, millones de personas han visto imágenes de lo que ocurre en mataderos y otros centros de explotación animal, pero ni siquiera se han hecho veganos ni han dejado de considerar que los demás animales existen para nuestro beneficio.

    Tú dices: Por otro lado, cada animal sintiente es único y merece que la injusticia que sufre sea documentada, igual que ocurrió con los campos de concentración para humanos. Gracias a todos esos vídeos grabados por personas valientes, sabemos que todos y cada uno de los individuos que aparecen en ellos existieron y las penalidades que sufrieron. Con esos vídeos se escribió una historia con la que las víctimas se convirtieron en algo más que números.

    Ya sé que lo que cada uno merece lo decides tú sin aportar razones de ninguna clase. Por cierto, que mayoría de las grabaciones de los campos de concentración que están a nuestra disposición fueron realizados por los propios responsables de esos sitios. A quienes tú llamas "valientes". Supongo que son tus ídolos.

    Mira, David (Troll), no te molestes en volver a vomitar tus palabras en este blog. El espacio de los comentarios los reservo para quienes quieran aportar argumentos racionales o aclarar dudas. No es tu caso. Ya te he avisado muchas veces de que no persistieras en esa nefasta actitud, pero después de muchos meses ya se me ha agotado la paciencia contigo.

    ResponderEliminar
  9. Me pregunto qué diferencia hay entre entrar a un lugar "sin permiso" de su propietario para filmar lo que sucede en su interior (o incluso haciéndose pasar por alguien que no tiene interés en la causa 'animalista') y utilizar las imágenes creadas para un fin concreto, como puede ser promover la caza, la pesca, la tauromaquia, da publicidad a los festejos populares de un determinado lugar, etc.. en un contexto totalmente contrario a aquél para el que fueron pensadas.

    ¿Extrapolamos también en ese caso y decimos algo así como "si nos nos gustaría que usaran nuestras imágenes para decir algo que no tiene que ver con lo que queríamos expresar con ellas, no es ético hacer lo mismo con las imágenes de explotación animal que difunden los explotadores"?

    Si el fin de un cochinillo envuelto en papel transparente es llamar la atención de los consumidores para ser comprado, no rechazado, ¿estamos legitimados para usar ese "elemento" en un contexto de defensa de los derechos animales?

    Para mí no hay diferencia. Por otro lado, lo que se hace en mataderos o granjas se hace a puerta cerrada, pero no deja de ser un centro de trabajo y una actividad falta de ética. Y la intimidad no puede estar por encima de la vida de ningún individuo. Así como no lo puede estar el placer del gusto o el divertimento. Teniendo en cuenta que estos lugares son centros de trabajo, si no somos especistas reconocemos que muchos de ellos en los que no hay animales de otras especies también son investigados e inspeccionados de forma oculta en muchas ocasiones para comprobar qué sucede en su interior.

    La pregunta más bien sería: ¿es contraproducente mostrar el "horror" que padecen los animales en los centros de explotación? ¿Puede conducir a una confusión que promueva, aun al contrario de lo que pretenden quienes graban esas imágenes, que la gente piense en "cómo" son tratados los animales y no en el hecho en sí mismos de que son usados?

    Ése sería para mí el quid de la cuestión. No el hecho de "violar la intimidad" de quienes explotan animales. Eso de la intimidad es un concepto tan abstracto que resulta hasta ofensivo utilizarlo a la hora de ponerse barreras para ayudar a los animales.

    Se trataría en todo caso de una cuestión de estrategia, no de ética.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Perico.

    La diferencia más evidente está en que en el primer caso estamos cometiendo una acción moralmente cuestionable (ya que estamos invadiendo una propiedad privada sin permiso de su propietario) mientras que en el segundo caso estamos simplemente mostrando la realidad de la explotación animal sin violar los derechos de nadie. Una realidad a la que cualquiera puede acceder y mostrar. Con la diferencia de que nosotros lo hacemos (o deberíamos hacerlo) dando un mensaje de Derechos Animales.

    Así que veo diferencias muy grandes entre los dos hechos que mencionas.

    Lo que no veo es que haya ningún problema en usar imágenes que son públicas para dar un mensaje determinado, sea el que sea. En todo caso, el problema sería si esas imágenes están manipuladas. Es decir, si deliberadamente han sido falseadas.

    De todos modos, no me parece que el hecho de que otros individuos hagan algo concreto implique que nosotros estemos legitimados a hacer eso mismo. El hecho de que otros investiguen en lugares privados sin permiso no justifica, por sí solo, que nosotros hagamos lo mismo. Del mismo modo que el hecho de que algunos animales coman a otros animales no justifica que nosotros hagamos lo mismo. No sé si te das cuenta de que estás usando ese mismo tipo de argumento.

    Las preguntas que expones me parecen muy legítimas y muy necesarias, pero no es el tema que pretendía tratar en esta nota. Considero que es otro tema diferente. Solamente diré que yo no veo que haya nada contraproducente en mostrar la realidad de la explotación animal. Lo contraproducente ocurre cuando sólo mostramos una parte muy determinada de la explotación animal (como hacen, por ejemplo, las campañas antitaurinas) y decimos a la sociedad que esa actividad en concreto está mal y no decimos nada de la explotación en sí misma

    Siento no estar de acuerdo contigo en que la intimidad sea un concepto "abstracto". A mí me parece algo muy tangible y real. Si alguien entra en tu casa sin tu permiso está violando tu intimidad. El derecho a la intimidad no es absoluto. Pero debe de haber alguna razón válida que justifique moralmente vulnerar ese derecho.

    [continúo más abajo]

    ResponderEliminar
  11. Lo cierto es que debo confesar que me resulta un tanto irónico que señales que el concepto de intimidad te resulte "abstracto" mientras que al mismo tiempo hablas de "ayudar a los animales". ¿Qué quiere decir eso de "ayudar a los animales"? ¿Qué tipo de ayuda? ¿Qué animales? Ese principio de ayudar a los animales puede significar muchas y diferentes cosas (o ninguna).

    Por otro lado, lo que a mí sí me parece ofensivo es que alguien diga que guiar nuestra conducta por la ética sea "ponerse barreras". Y que lo diga alguien que supuestamente está a favor del respeto a los demás animales. Porque precisamente quienes rechazan la ética suelen argumentar que ellos no quieren "ponerse barreras" y así poder hacer sencillamente lo que les dé la gana, sin tener en cuenta el respeto a los individuos y sus derechos.

    Según veo, dices que este tema es una cuestión de estrategia, y no de ética. Esa declaración me deja completamente perplejo. ¿Quieres decir que la estrategia es un ámbito no debe atenerse a normas morales y que por tanto podemos hacer lo que nos venga en gana con la excusa de que lo hacemos para alcanzar un determinado objetivo? Pero ¿por qué la estrategia y no también lo demás? Por ejemplo, hay mucha gente que dice que la ética no debería meterse en asuntos culinarios y que por tanto el hecho de comer animales (no humanos) no es ningún problema ético. No veo qué diferencia esencial hay entre quienes afirman eso y quienes dicen que la ética no debería condicionar la estrategia. Lo que yo interpreto es que consideras que el fin justifica los medios (es decir, podemos hacer cualquier cosa siempre que sea con el objetivo de alcanzar un determinado fin que consideramos valioso). En cambio, yo defiendo que los medios deben ser igual de justos que el fin que pretendemos alcanzar.

    Así que me temo que estamos en polos opuestos en lo que se refiere a nuestra forma de pensar. Pero me alegra que al menos podamos discutirlo de manera civilizada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola luis, cómo andas?. Quería decirte que estoy de acuerdo con lo que dices. Pero en mi caso, yo me hice vegana (primero vegetariana) porque vi un montón de videos del matadero(aunque nunca terminé de ver ninguno). En mi caso lo primero en mí fue el darme cuenta que los demás animales como vacas, cerdos , gallinas , etc. también sentían, porque veía a las vacas patas para arriba desangrándose por la garganta y pensaba toda la barbarie , violencia y crueldad de ese acto y me di cuenta que las vacas al igual que yo y mi perra no querían ser asesinadas y ver eso me impactó tan profundamente que me hizo pensar que ninguna excusa servía para justificar tal acto y de ahí me hice vegetariana . Y luego vi videos de la producción de lácteos y dejé los lácteos, luego de huevos y pasó lo mismo. Hasta el punto que me di cuenta que toda explotación animal era injustificable porque la explotación en sí estaba mal. Digo que en mi caso (tal vez porque soy muy, pero muy sensible y ver una imagen de violencia frente a alguien me afecta muy duro) , pero en mi caso ver videos funcionó, no digo que funcione con todo el mundo pero hay personas (como yo) que con sólo ver una imagen se pueden replantear toda su vida, sus valores y sus prejuicios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, vero. Gracias por tu comentario.

      Aunque no pongo en duda para nada tu testimonio, la verdad es que no creo que decidieras hacerte vegana solamente por ver vídeos de mataderos. Seguramente también tuvo que ver el hecho de que encontraras información sobre veganismo y su práctica(ética, nutrición,...). Aunque entiendo que te refieres a que haber visto imágenes de la esclavitud que padecen los demás animales te motivó emocionalmente a rechazar los productos que se obtienen de su explotación. Por supuesto, a mi también me impactó mucho ver lo que pasaba dentro de los mataderos y otros lugares en donde los animales son esclavizados; y esto, junto con la información ética que encontré, fue una de las razones por las que decidí dejar de participar en la explotación animal, antes incluso de conocer el veganismo.

      Lo que quiero decir es que el simple hecho de mostrar la terrible realidad que padecen los nohumanos explotados por el hombre no puede hacernos ignorar el hecho de que el mensaje que demos como activistas puede ser determinante a la hora de concienciar a la sociedad. Un mismo hecho objetivo puede ser interpretado de diferentes maneras. Unas personas dirán que el problema es que no se cumplen las leyes de "bienestar animal". Otros dirán que el objetivo es evitar que los animales sufran (y para conseguir esto el veganismo puede ser válido, pero también lo pueden ser otras opciones que no tienen ver que con el veganismo). Y otros diremos que explotar a los demás animales está mal independientemente de cómo se haga, porque ellos son personas nohumanas y merecen el mismo respeto que nosotros. Estas radicales diferencias pueden marcar la diferencia entre abolir la explotación animal o perpetuarla mediante regulaciones.

      Tú y yo coincidimos en habernos dado cuenta de que explotar a otros animales está mal en sí mismo, pero otras muchas personas no se conciencian de la misma manera, y piensan que lo que hay que evitar es la "crueldad" o el exceso de sufrimiento. Muchas investigaciones de organizaciones animalista que dicen sacar a la luz lo único que hace es denunciar los "peores abusos" que se cometen contra otros animales, pero no cuestionan el especismo ni el hecho mismo de que usemos a los demás animales para nuestro beneficio a costa de su vida y su libertad.

      De todos modos, en esta nota yo no digo nada en contra de mostrar imágenes de lo que ocurre dentro de los centros de explotación animal. Al contrario. En este mismo blog he publicitado imagénes y vídeos sobre el tema. La idea que trato de exponer es que la explotación animal no está oculta. En todo caso, solamente se trata de ocultar algunos aspectos de ella, especialmente aquellos más violentos y desagradables. Pero la explotación animal nos rodea por todas partes, en todos los ámbitos de nuestra sociedad especista. No tenemos que "sacarla a la luz", porque está a la vista de todos. Lo que tenemos que hacer es sacar el especismo y la violencia de la mentalidad de la gente. Y esto sólo se puede conseguir con un activismo vegano educacional que sea amplio, creativo y constante.

      Las investigaciones que sacan a la luz los "abusos" que se cometen en la explotación animal ignoran el hecho de que la explotación animal en sí misma es un abuso (todo uso de animales nohumanos es un abuso). Y consiguen reforzar la idea de que no hay problema en usar a los demás animales, sino que el problema es hacerlo de forma demasiado cruel.

      Un saludo.

      Eliminar
  13. Hola, Luis. Estoy casi completamente de acuerdo contigo. Pero hay algunas (o una sola capaz) películas que son grabadas con cámaras ocultas y el resultado de verlas no es tener el deseo de comer carne orgánica , por ejemplo. La única que se me viene a la mente ahora es Earthlings, el propio autor y director de la misma confiesa que está grabada mayoritariamente por "cámaras ocultas" y sin embargo el fin de la misma no es "denunciar el incumplimiento de leyes" o ese tipo de cosas. Es una película muy fuerte y el mensaje es muy claro, a lo que quiere llegar es al veganismo. Miles de personas en el mundo se han iniciado en el veganismo (por así decirlo) gracias a esa película.
    Aunque estoy de acuerdo en que ver videos solamente no nos hace veganos, pero puede dar un empujón .
    Un beso (:
    Igual estoy de acuerdo contigo en todo lo otro, hay algunas personas que se meten a grabar en los mataderos o ese tipo de lugares para denunciar el "abuso" en vez de cuestionarse si(explotar y luego) matar a un animal para convertirlo en un pedazo de comida es algo que esté bien o mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, vero.

      ¿En dónde se supone que el director que Earthlings dice que la mayoría de las imágenes del documental están grabadas con "cámaras ocultas"? Creo que esa parte me la he perdido. Sí, hay imágenes grabadas con cámaras ocultas, y también hay otras muchas que no lo son.

      La verdad es que no sé cuál fue la intención original de a la hora de hacer Earthlings. Porque en el documental no se menciona el veganismo ni tampoco se promueve dejar de participar en la explotación animal. Ciertamente se habla de especismo, y de sufrimiento. Yo diría que va más en consonancia con el planteamiento utilitarista de Peter Singer que con un planteamiento vegano.

      No niego que Earthlings ocupa un lugar destacado en cuanto a material de concienciación, pero no está exento de defectos. Y es manifiestamente mejorable. Para ver lo que sería un documental claramente inspirado en dicho documental pero al mismo tiempo con un mensaje muy claramente abolicionista en donde se denuncia la condición de propiedad de los animales nohumanos y la violencia contra ellos, además de hablar de especismo, te sugiero el siguiente enlace:

      http://filosofiavegana.blogspot.com.es/2011/09/la-importancia-del-veganismo.html

      !Un saludo!

      Eliminar

NORMAS DEL BLOG

No se permite el uso de palabras en mayúsculas —equivalen a gritos— ni tampoco el empleo de insultos, amenazas o cualquier tipo de agresión verbal.

Si deseas participar en el foro, por favor, atente a las normas básicas de convivencia en este blog:

http://filosofiavegana.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

Gracias por tu atención.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...